Save the Green Planet! (2003): esto no es ciencia ficción

enero 20, 2006

Aunque con varios meses de retraso, por fin he seguido la encarecida recomendación de Imouto y he visto la sensacional Save the Green Planet!, película inclasificable, original y atrevida como ella sola. Pues llevamos tiempo sospechando, como apunta un artículo reciente en Miradas de Cine -también vía Imouto-, que la producción oriental es hoy un extraordinario yacimiento de novedades formales y de creadores con talento -entre los que destacan algunos nombres de la potente industria surcoreana, como Kim Ki-duk y Park Chan-wook-: también de Corea del Sur es esta primera película de Jeong Jun-hwan, sorprendente y bizarra desde su mismo planteamiento. Lee Byeong-gu es un apicultor (y constructor de maniquíes) que carga sobre sus espaldas la terrible tarea de salvar el mundo. Persuadido de que se prepara una inminente invasión extraterrestre, prendido de la metanfetamina y ayudado por su novia funambulista, decide secuestrar a un poderoso empresario -según Lee, un poderoso alien procedente de Andrómeda- y así detener la catástrofe. En primer lugar le corta el pelo al cero para impedir que se comunique telepáticamente con sus congéneres. Luego le tortura con un espray contra las picaduras de abeja. Para colapsar sus neurotransmisores.
Desde este arranque como de versión lisérgica de Misery la película recorre momentos de comedia negra, thriller conspiratorio-policíaco, drama angustioso y cruel y parodia de ciencia ficción (2001 y Blade Runner). Se divierte con todos estos clichés sin que ninguno de ellos se imponga y nos permita adscribirla cómodamente a un género determinado. Mientras tanto los personajes van ganando complejidad, y cuando el espectador conoce más sus motivos se descubre felizmente arrastrado por la paranoia del protagonista hasta el delirio final, del que me atrevo a contar más porque en este blog, aunque imprecisa, hay una foto mía. Como la versión de Somewhere Over the Rainbow que acompaña a los créditos iniciales (y que podéis escuchar en el trailer), Save the Green Planet! recoge motivos pop que hoy son para nosotros juguetes viejos, conmovedores pero demasiado ingenuos, y nos los devuelve reciclados en cacharrería punk, mucho más acorde con la sensibilidad posmoderna. Y recordad: no es paranoia si de verdad te persiguen.
Domo arigato, Imouto.
ACTUALIZACIÓN DEL 7 DE FEBRERO: Gracias a la amable insistencia de Replicante, una versión ligeramente extendida de esta reseña puede leerse en Locoporelcine.
Anuncios

2 comentarios to “Save the Green Planet! (2003): esto no es ciencia ficción”

  1. Imouto said

    Cómo me alegro de que por fin la hayas visto y te guste. A mí me parece una pasada. Lo tiene todo por esa mezcla rara de géneros tan propia del cine coreano. Y te reitero, espero que tanta peli de marcianitos no te vuelva tan chalado-paranoico como a este tipo. La novia me encanta…
    Los giros esos de la comedia, thriller para llegar al casi gore me dejaron alucinada. A ver si se anima más gente a verla, que merece la pena de verdad.

  2. Pablo said

    Lo mío viene de tiempo y no parece que tenga arreglo, así que unas películas de marcianitos más o menos no creo que me vayan a provocar ningún trastorno ni síndrome quijotesco. Además, cosas peores hemos visto y aquí estamos; así que puedes seguir recetándome cine oriental y occidental con toda tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: