pink-box.jpg

Joan Sinclair | Pink box

Evolution painted wall

unaesthetic.net

Jan Svankmajer | tma/svetlo/tma

Till Nowak | Salad

Typo Dylan (con afecto para el Lord)

Shel Silverstein | The missing piece meets the big O

Modern living | Neurotica series

Days in a day

Y mi favorito:

Clemens Kogler | Le grand content

plop-clemens-habicht.jpg

Tras un repaso mental de las lecturas de este año pasado, dejo caer en la marmita unas cuantas recomendaciones literarias, y las añado a la de Meridiano de sangre citada en la penúltima entrada.

Nocilla dream, de Agustín Fernández Mallo (Candaya, 2006). La narrativa postmoderna podrá gustaros más o menos;  a mí me gusta en cualquier caso que alguien se atreva de vez en cuando a mear fuera del tiesto (y que alguien más se atreva a editarlo).

La pulga de acero de Nikolái Leskov (Impedimenta, 2007). Una pequeña delicia.

Plop de Rafael Pinedo (Salto de Página, 2007). Una tremenda novelita de culto. Está mal que yo lo diga. Pero es que no lo digo yo.

Ilustración: Clemens Habicht

033031256101_ss500_sclzzzzzzz_v1114346283_.jpg

«Te has perdido en la oscuridad, dijo el viejo. Removió la lumbre, sacando de las cenizas pequeños colmillos de hueso.
El chaval no respondió nada.
El viejo movió la cabeza de atrás adelante. Duro es el camino del transgresor. Dios creó este mundo, pero no a gusto de todos, ¿verdad?
No creo que a mí me tuviera en cuenta.
Ya, dijo el viejo. Pero ¿dónde encuentra el hombre sus ideas? ¿Acaso ha visto otro mundo que le haya gustado más?
Se me ocurren sitios mejores y mejores caminos.
¿Puedes hacer que existan?»

Cormac McCarthy, Meridiano de sangre. Debolsillo. Barcelona, 1998.