Ocean’s groove

febrero 3, 2012

Algo que nos encanta de la saga Ocean’s de Steven Soderbergh son las bandas sonoras, pues condensan eficazmente los rasgos de estilo que las tres películas quieren alcanzar en el resto de sus dimensiones significantes. Funcionan como una especie de correlato musical del reparto de lujo, una traducción sonora de todo aquello que en el equipo de Danny Ocean rebosa elegancia y seducción, estilo y chulería. Para estar en esta banda de ladrones, nos dice la otra banda —la sonora—, hay que andar muy sobrado de clase y de talento, hay que molar más que Steve McQueen cabalgando a lomos de un tiranosaurio. Cuando huyas de la tienda de licores de la esquina, en la emisora local de la radio de la camioneta se escuchará algo que sonará así como a los Andy y Lucas de Arizona; pero cuando acabas de limpiar la cámara acorazada del Bellagio, en tu cabeza, amigo, suena esto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: