enero 9, 2013

«Vimos la película, una saga japonesa de unos monstruos marinos gigantes, que se habían transformado en mutantes por una explosión atómica y se sublevaban para destruir ciudades. Una cosa llevó a la otra y acabamos haciendo el amor.»

Edward Bunker, No hay bestia tan feroz (1973). Sajalín editores. Barcelona, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: